Entre Comillas

Editorial

 

Que raro es ver  personas genuinamente buenas dentro de la política. Obvio tanto nacional como local pero como nuestro enfoque es lo local aquí les va.

Se dice que no has vivido hasta que hayas hecho algo por una persona que jamás te podrá recompensar. En mi mente, sin malicia, siempre creí que así se sentía estar en una posición electa; el acto de continuamente hacer por quien no te lo puede pagar. Claro a grados variantes entre la posición y la persona en el puesto ya que no dejan de ser seres humanos.

Pero que lejos estaba de comprender que algunos viven en un mundo más falso que Hollywood. Estos te regalan la sonrisa como si la estuvieran pagando; solamente en fotos, cuando te ocupan, al momento de hacer campaña y si andan de humor. Te imaginas que un niño tenga que recordarle a un oficial electo que tiene casi dos décadas en el poder lo que es tener modales?

A pero recuerda este mundo por falso que lo creas, sigue dando vueltas. Tanto es posible volver a engordar como lo es caer de las nubes. Así que si humillas ten mucho ojo que el de arriba todo lo ve y sin importar las obras a la iglesia creo que va atener más valor como tratas al prójimo.

Por último que quede claro que ningún periodista tiene porque estarle rogando a un servidor público. No es arrogancia pero tampoco hay porque humillar. Si no contestan no hagan berrinches al estilo Kiko el de Chespirito.

Todos tenemos una familia por quien trabajar y el ser independiente no paga oro.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *