Mesa Directiva de Roma ISD no Aprueba Contratista

El empate entre los miembros de la mesa directiva a favor y de los que se oponían hizo que la recomendación de que un contratista no fuera aprobada.

El pasado jueves, durante la reunión de la mesa directiva de Roma ISD, la ausencia de lo que podría haber sido el voto decisivo contribuyó a que no se aprobara la compañía contratista recomendara. En la reunión estuvieron presentes la presidenta Clarissa Álvarez, el vicepresidente Juan Antonio “Tony” Sáenz, y los miembros Raúl P. Moreno Jr., Leticia Garza-Galván, Ricardo A. Pérez y Reynaldo “Rey” Rodríguez. El director de negocios Alfonso Pérez se dirigió al grupo explicando que el distrito había solicitado propuestas y habían recibido tres propuestas. Afirmó que los tres estaban cerca de precio diciendo: “Todos eran muy competitivos”. David Iglesias que representa a la empresa que supervisará el día a día sobre la construcción del edificio JROTC y actualizaciones al edificio de banda confirmo el proceso utilizado. Iglesias y Pérez fueron evaluadores y utilizaron un sistema de clasificación para determinar la recomendación que se presentaría al grupo. La recomendación a la mesa directiva era aprobar la propuesta de Dávila Construcción, aunque no era la mas barata. Trigen Construcción recibió puntos adicionales según Iglesias por ser el de mas bajo precio. Su oferta fue de unos 40.000 dólares menos que Dávila Construcción. Leticia Garza-Galván, miembro de la junta, le preguntó a Iglesias si había trabajado con Trigen Construcción antes y respondió no sólo que había asegurado a la mesa directiva que había sido una experiencia positiva. Entre las dos compañías en el ranking, determinadas por puntos, había 4 puntos. Iglesias había marcado ambas empresas por igual, pero fue el gerente de negocios Alfonso Pérez quien había hecho la diferencia. Cuando se le preguntó sobre su decisión Pérez dijo: “Nosotros trabajamos con Dávila. Son muy fáciles de trabajar. Son considerados.” Garza-Galván aclaró que la empresa no ha comenzado a trabajar con el distrito y que todo lo hecho antes estaba en las etapas de planificación. Pérez, sin embargo, continuó dando una crítica estelar. Pérez declaró que preferiría ir con alguien que conoce cuando Garza-Galván sondeó si había hablado con alguien de Trigen Construcción. El presidente Álvarez dijo: “No tenemos que ir con los más baratos”. El miembro de la mesa directiva Rey Rodríguez recordó a todos que está entre $30,000-$40,000 más barato. El debate pasó a un plazo al que Iglesias dijo que si se aprobaba se moverían para negociar el contrato y comenzar a trabajar a finales de agosto.

Iglesias estuvo de acuerdo en que estaba dispuesto a trabajar con cualquier empresa con la que el distrito contratara. El consejero Ricardo Pérez le pidió de nuevo a Pérez que aclarara por qué clasificó a Dávila Construcción por encima que el postor más bajo. Una vez más, el Business Manager habló de conocer Ávila Construcción y experiencia previa. También declaró que el precio no era definitivo. Que la aprobación es para negociar. El vicepresidente Tony Sáenz dejó claro que no quería ver órdenes de cambio en un esfuerzo por mantenerse dentro del presupuesto y el miembro de la Junta Raúl Moreno Jr. agregó que el coronel para el programa JROTC probablemente también estaría cerca del proyecto. Garza-Galván preguntó por qué no podían negociar con el mejor postor y si los representantes estaban en la sala de las empresas. Sara A. Orta de Trigen Construcción se presentó como una Alumna Roma y directora de proyectos para la compañía. Ella declaró que han estado en el negocio 11 años. Moreno preguntó si sería posible ahorrar los $40,000 negociando con el mejor postor. Iglesias dijo que dependería de la construcción de Dávila. Álvarez señaló que el representante de Dávila estaba en la sala y asintió con la cabeza de acuerdo. Moreno preguntó al Business Manager si habían aprobado un proveedor antes cuando no eran el pujador más bajo. Pérez afirmó que habían tenido, pero no recordaba los detalles. Fuentes no oficiales afirman que podría haber sido Dávila Construcción también, pero cuando la pregunta se hizo a Pérez por correo electrónico El Tejano no recibió una respuesta. Álvarez pidió una votación. Una moción fue hecha por Moreno y una segunda por Sáenz. Álvarez votó al unísono con los dos, pero Pérez, Rodríguez y Garza-Galván votaron en contra. Garza-Galván dijo que estaba dispuesta a hacer una moción para aprobar al mejor postor, pero fue cortada por Moreno. Álvarez declaró que tendría que mencionarlo en la próxima reunión. Una vez más Garza-Galván intentó explicar que podía hacer otra moción, pero el Superintendente Carlos Guzmán y varios otros dijeron que la votación iba a ser por recomendación. Al final la corbata no permitió que la construcción avanzara. Los tres miembros en contra se reunieron con el coronel del programa JROTC para explicar su postura después de la reunión. Los tres explicaron que querían que comenzara la construcción, pero no podían permitir que el distrito gastara dinero adicional.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *